domingo, 4 de agosto de 2019

Chacho, Chacho... la serie "Hierro"

   
   
   Vaya por delante que a mi la serie me gustó.
Me gustó mucho. 
   Está muy muy bien hecha, a nivel técnico, y es muy entretenida.
Desde el punto de vista artístico hay que decir que todos los actores canarios están geniales.
Todos están mas que creíbles, mas allá de lo correcto, hay un despliegue de talento interpretativo impresionante.

Ahora bien... ¿estaríamos todos flipando en colores como estamos aquí en Canarias con "Hierro" si la trama, la misma historia, se desarrollase en Menorca, o en Asturias?

Claro. Por un lado te pasas toda la serie ahí diciendo "Hostias, mira, Marga", "Anda, mira, Norberto", "Coño, Iván, Borjita... Tania, Luifer...si están todos...". Y encima están todos cojonudos... 
   Te pones ahí a verla y salen todos tus colegas, con los que llevas rodando cortitos toda tu vida, y claro...
Por otro, los paisajes canarios, a veces explotados visualmente de forma ligeramente gratuita, pero que te llenan de alegría la retina.
Y al final el tema del acento. 
Te da un subidón de orgullo, un rollito tipo "¡por fin!" se escucha nuestro acento sin complejos y sin el puñetero "¿podrías neutralizarlo un poco?".

Pero ¿Todo esto significa algo especial para un espectador de Madrid, Palencia o Santander?.

¿Qué hace que nos parezca una serie tan buena y tan cojonuda mas allá de esos valores subjetivos relativos autóctonos?
¿Qué la hace mejor que, por ejemplo, "Punta Escarlata" u otras ficciones policiacas nacionales?

Hay que admitir que, a pesar de lo entretenida que es, tampoco es que sea la hostia en verso. 
   El guión no está mal, aunque tiene algún giro raruno, como el McGuffin ese de los diamantes que no me acaba de cuadrar.  O el comportamiento de determinados personajes que, o bien no está bien explicado, o bien está muy forzado para adaptarlo al desarrollo dramático.

Pero bueno.
El tema es otro,.
Se trata de que ha tenido que venir Movistar+ a explotar el talento de los artistas canarios del audiovisual, y eso es algo que tendría que estar haciendo la Tv Canaria.
Algo que tendría que estar haciendo desde hace años.

Hay quien dice que no se puede comparar el presupuesto de Movistar+ con el de la Tv Canaria.
Y vale, es cierto.
Pero es que no se trata solo de presupuesto. Se podría hacer algo el doble de bueno con la mitad de dinero y eso lo sabe cualquiera que conozca mínimamente la realidad del audiovisual canario. Llevamos años demostrándolo y no creo que tenga que explicarlo mas.

¿Qué hace falta? ¿voluntad política? No lo sé, pero aunque "Hierro" dio de comer durante unos meses a nuestros actores y a algunos técnicos, sigue siendo pan para hoy y hambre para mañana. 
O eso, o el éxito de la serie también podría abrirles las puertas de la industria en la Península, y otra vez lo mismo. 

El mismo exilio del talento, como siempre.







miércoles, 10 de abril de 2019

La Muñeca Rota




LA MUÑECA ROTA
Guión y dirección: Daniel León Lacave
Productora: La Botica Audiovisual
Fotografía: Pablo García Gallego
Sonido: Dani Mendoza
Producción: Luis Alberto Serrano
Maquillaje: Ana Rodríguez Liria
Dirección Artística: Estrella Santana, Yaiza Mederos
Interpretada por Yanai Cruz, Yi Lin Lee Ko, Enji Ji, Andrés J. Park. Esteban Calderín, Cristina Weian Yu Rejano

- Festival de Cine Creat.Rivas
MEJOR CORTOMETRAJE NACIONAL
nominado como MEJOR CORTO VALORES SOCIALES
Rivas-Vaciamadrid, España

- Premio de Cortometrajes de la Universidad de La Laguna
MEJOR CORTOMETRAJE CANARIO
Tenerife, España

- Festival Internacional de Cine de Gáldar
PREMIO ARQUITECTURA Y PAISAJE
Gran Canaria, España

- Hendaia Film Festival
MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO
Hendaya, Francia

- RiuRau Film Festival

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO
Xàbia y Dénia, España

- La Victoria en Corto
MEJOR CORTOMETRAJE
Tenerife, España

- Requena y Acción

PREMIO ESPECIAL SALVA REGÜES
Requena, España

- Festival de Cortometrajes K-Lidoscopi
nominado MEJOR DIRECTOR
nominado MEJOR MONTAJE
Cullera, España

- Festival Internacional del Cortometraje FIC
Bella Vista, Argentina

- FIC Apanérowa

Ciudad Juárez, Mexico

- Festival de Cortometrajes 'El Gato Serendipia'
Madrid, España

- Aguacate Film Festival

Motril y Vélez-Málaga, España

- Film Festival ZOOM – ZBLIŻENIA
Jelenia Góra, Polonia

- Muestra Warsaw Short Framing
Varsovia, Polonia

- Festival de Cine y Vídeo de La Solana
Ciudad Real, España

- Tenerife Shorts - Canary Shorts
Tenerife, España

- Muestra Nacional de Cortometrajes CinemAjalvir
Ajalvir, España

- Muestra de Cine Social Luminiscence
Alicante, España

- Drets Humans i... Acció!

Castelló de la Plana, España

- San Rafael en Corto
Gran Canaria, España

- Festival de Cortos Villa de La Orotava - Canarias
Tenerife, España

- Festival Internacional de Cortometrajes Flor Azul
Buenos Aires, Argentina

- My Mumbai Short Film Festival
Bombay, India

- FICVI, Festival Internacional de Curtmetratges de Vila-Seca
Tarragona, España

- La Cueva en Corto
Zamora, España

- Certamen de Cortos Rodinia

Valladolid, España

- Sedicicorto International Film Festival
Forli, Italia

- FICS, Festival Internacional de Cine de Santander
Bucaramanga, Colombia

- Figari Film Festival - Mercado
Cerdeña, Italia

- Islantilla Cinefórum
Huelva, España

- Festival de Cine Solidario de Guadalajara, FESCIGU

Guadalajara, España

- Festival de Cine en las Montañas
Quindío, Colombia

- Festival de Cortometrajes Cine a la Calle

Barranquilla, Colombia

- Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria - Canarias Cinema

Gran Canaria, España

- Festival de Cine de Lanzarote - Canarias
Lanzarote, España

- Festival Internacional de Cine de Cúcuta

Cúcuta, Colombia

- Festival Internacional de Cine de Alicante
Alicante, España

- Festival de Cortos La Línea
La Línea de la Concepción, España

-LECYT Festival de cine y televisión del Reino de León
León, España












lunes, 8 de abril de 2019

Disimula un poco al menos

   
"Si remitimos todos los proyectos que nos llegan, sean audiovisuales o de otra disciplina, y que consideramos importantes y que se ajustan a nuestro plan estratégico, a las convocatorias públicas, la mayoría no se llevarían a cabo. Se dilatarían en el tiempo, debido a los trámites administrativos, que son muy engorrosos, y algunos proyectos necesitan realizarse en un tiempo concreto".

Esta, y no otra, es la sonrojante respuesta del Consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria ante la polémica suscitada por las ayudas dadas a dedo, sin pasar por convocatoria o concurso público, a determinados proyectos cinematográficos.

También dice que "hay proyectos que necesitan para ser llevados a cabo mucho mas dinero que lo que las bases marca como tope para ser concedido"; mas que esos 10.000 por corto y 30.000 creo (corríjanme si me equivoco), por largo.

Vamos por partes.

Lo primero que llama la atención es que se diga esto en público sin sonrojarse.
Es brutal. Ya no hace falta disimular algo que todos sabíamos.
Que se daba dinero público a dedo, que había determinados nombres que eran "mas nombres" que otros.
Porque ¿Imaginan la escena? ¿cómo se decide cuales sí y cuales no?

Lo que hacemos los pobres es presentar nuestro proyecto y cumplir con todo ese engorroso (según el Consejero) procedimiento, que si resulta engorroso para una productora grande con sus secretarios, ayudantes, departamentos de producción etc etc, imagínense para una pequeña productora formada por un solo tipo que quiere hacer cine.

Si es engorroso, pues simplifícalo, pero simplifícalo para todos. No sólo para quien tu quieres.

Mientras tanto, mientras a los pobres nos entierran en papeleo burocrático, otros simplemente levantan el teléfono (que ya no se levanta, vale, sino que se saca del bolsillo), llaman a sus contactos y se reúnen con el consejero... y "voilá"... dinerito fresco.

Luego lo de que si cumplieran con las convocatorias "la mayoría (de proyectos) no se llevarían a cabo. Se dilatarían en el tiempo, debido a los trámites administrativos"...

¿De verdad hay que hablar de esto?
 Las ayudas del año pasado tardaron meses en concederse, y mas todavía en ingresar el dinero, pudiendo causar perjuicios económicos tributarios a muchas pequeñas productoras. Retrasando rodajes previstos para meses antes, o incluso cancelándose.
Pero estos proyectos parece que no importan, no son estratégicos, porque ese plan estratégico del que hablan es el coladero perfecto para saltarse una norma básica en la administración del dinero público, que es el concurso público. 
"Proyectos que nosotros consideremos importantes"... Ancha es Castilla.

Sin embargo, a otros sí se les exige cumplir al dedillo las normas. Incluso han tenido que devolver parte del dinero recibido por no poder cumplir con pequeñeces y letras pequeñas de las normativas, casi inviables para el pequeño productor. Normas "engorrosas"...
Con estos no hay piedad, pero para los grandes la norma es otra. "Que no se empantanen mis niños en normativas engorrosas"...

   No se inventaron esas normas respecto al concurso público porque sí, sino para evitar que el criterio fuera oscuro y subjetivo.
Así que si nos la saltamos, damos cancha nuevamente al criterio oscuro y subjetivo.
A decir que hay directores o productores de primera categoría y que los demás somos de segunda, y que nos aguantemos con las migajas de 10.000 euros por corto, mientras la parte grande del pastel pertenece a una élite escogida.

Porque esa es otra. 10.000 euros por cortos. A ver que hacen con ellos.
Pero luego hay proyectos que según ellos, "necesitan mas"...

Esto, o es cachondearse de la gente, o es ignorancia total sobre el audiovisual canario.
Porque lo cierto es que todos los proyectos necesitan mas. Que cobramos por debajo de lo justo, o renunciamos a nuestra parte (como hice yo en mi último trabajo) para poder hacer la película.
Que te ves ahí convenciendo a tu equipo para que en vez de cobrar 2.000 que es lo que vale su trabajo, lo hagan por 300 porque no queda otra, porque no hay mas dinero, todo en aras de poder hacer la película. 
Decidir si la hacemos por debajo de su coste real o no la hacemos es nuestro único dilema, el nuestro, pero no el de todos por lo que veo.

De todas formas, joder, esto era algo que ya se sabía. Siempre fue así.
Pero al menos disimula un poco, coño.
Mete todo ese dinero en una convocatoria pública, llama a tus amigos, diles que se presenten y que no se preocupen que lo tienen ganado de antemano.

¿Que los tramites son engorrosos? Así es la vida...

Así, aunque todo seguiría apestando igual, al menos no tendrías que salir a los medios a hacer declaraciones tan sonrojantes.





jueves, 28 de febrero de 2019

Volver a meter el caballo en la caja



   Los Hermanos Lumiére inventaron el cine.
Ya está. Podría dejar el post aquí e irme a ver el partido.

Pero bueno.

Realmente no inventaron las imágenes en movimiento. Edison unos años antes ya había mostrado con su kinetoscopio  una sucesión de fotografías que daban la falsa ilusión óptica de que los objetos se movían ante nuestros ojos.
El problema de Edison era que su invento no proyectaba las imágenes sobre una pantalla grande, permitiendo ser vistas por un gran número de espectadores al mismo tiempo, sino que se visionaban dentro de una pequeña caja negra rectangular que tan solo permitía ser vistas por un único espectador cada vez.

Así, su kinetoscopio no pasaba de ser casi un prodigio de feriantes, como un truco de mago barato, donde los curiosos podían ver en movimiento a un jinete cabalgando sobre un caballo sin llegar a ningún sitio.

Sin embargo, los Lumiére lo tenían claro. Había que sacar el caballo de la caja. Mostrárselo a muchos espectadores al mismo tiempo, en una pantalla lo mas grande posible. Espectacular. Grandioso. 
Rendimiento económico tiempo / ingreso.

Así que es falsa esa leyenda de que los hermanos Lumiére no veían futuro en el cine como negocio. Quizás no sospechaban del potencial artístico y creativo que podía darle al mundo de las artes, pero claramente querían convertir aquello en un negocio. Si no, hubieran dejado el caballo en la caja.

Así que inventaron un aparato capaz de filmar imágenes y al mismo tiempo proyectarlas en pantalla grande.



   A la primera sesión comercial, aquella de París el 28 de Diciembre de 1895, asistieron unas 33 personas (más o menos como en el TEA la semana pasada para ver nuestros cortos leves), y pagaron cada uno un franco por su entrada.

Un franco multiplicado por 33 espectadores. A ver, saca el ábaco... ¡33 francos, ños, vaya bisnazo!.

Y así empezó todo. Aquel caballo que cabalgaba fuera de la caja se convirtió primero en escenas cotidianas, obreros saliendo de fábricas, trenes llegando a estaciones... Luego llegó Méliès y todo cambió.
Con el paso de las décadas las pantallas fueron cada vez mas grandes, las butacas cada vez mas numerosas. Lejos de los 33 espectadores, cientos de personas a la vez podían ver en pantalla gigante al caballo cabalgando.

Sin embargo...
Un siglo y pico después...
Las salas de cine cierran, y las que quedan, salvo excepciones, no reúnen a muchos mas espectadores que aquellos 33 pioneros.

Ahora vemos las películas en pequeñas cajas negras rectangulares, (como la de Edison), y que nos permiten ver las películas de uno en uno.
Tablets y móviles individuales, y en el mejor de los casos, con suerte, en televisores de 32 pulgadas, (o si tienes pasta de 49 en 4k) que aúnan a tres o cuatro espectadores en el salón de sus casas.

Y eso va en contra de aquel romanticismo involuntario que crearon los Lumiére, acercando el arte a las clases populares.

Quizás por eso la academia americana se resistió a premiar la Roma de Cuarón, nacida de la plataforma de pequeñas pantallas Netflix, dándole el premio a una buena pero olvidable película como Green Book. En tres o cuatro años nadie se acordará de Green Book, mientras que Roma, como la ciudad homónima, es ya eterna.

Habría que resistirse, pero es luchar contra las olas del mar. El futuro no deja lugar a dudas. El cine se verá así, en dispositivos pequeños. 

Netflix, Youtube, Vimeo... han vuelto a meter el caballo en la caja.

Los Lumiére ofrecieron aquel 28 de diciembre 10 películas por un franco... Una tarifa plana parecida a las de las plataformas HBO o Netflix, 200 películas por 13 euros...






Por eso, cuando alguien me dice que le deje ver mi corto, que le envíe el link, siempre digo lo mismo:
"Vale, toma el link, pero por favor, no la veas en el móvil. El cine no está hecho para eso".


martes, 12 de febrero de 2019

Cine Leve. 10 años de militancia sin comerlo ni beberlo.

"Cerca del mar" (2010)

   
   Era el año 2010. 
Me encontré a Josep Vilageliu en la puerta de los Renoir en Santa Cruz.
No recuerdo exactamente que proyectaban ese día. Supongo que el catálogo Canarias en Corto de ese año, o una proyección de cortos digitales anexos, o algo por el estilo. La verdad es que ni me acuerdo.

Le comenté a Josep que iba a rodar un corto ese verano, sin complicarme la existencia, sin presupuesto, casi sin luces, con un equipo mínimo... Josep me respondió, sonriendo bajo su intransferible barba: "Tengo una palabra para definir eso... Cine LEVE"...

Para ser sincero, no era nada nuevo. Ya en 2003 yo había rodado "Princesa", un corto hecho apenas con nada.
   Cámara, (la Sony 170 buaaaaah) micro y almuerzo en un chino fueron los gastos de aquellas dos  jornada de rodaje. Quizás unos 300 euros como mucho.
Aquello ya era cine leve sin saberlo.

   También en 2009 habíamos rodado "El Aire de un día" de mi amigo David Delgado, y "La Voz del Padre" de Pedro García, con la misma filosofía y la misma carencia de medios.
Pero para mi, en aquella época,  aquellos cortometrajes, incluyendo "Princesa", eran trabajos menores.

Yo venía de rodar tres cortometrajes de presupuesto abultado, pagados los tres de mi propio bolsillo, hasta 8.000 pavos que me gasté en "Los Pechos de Paula" que salieron de mi cuenta corriente, y era tan estúpido que creía que había que superar siempre el cortometraje anterior en el nivel de producción, y por eso no rodaba.

   Josep había rodado en 2009 "Naturaleza Muerta" en un rodaje impregnado de levedad, de equipo mínimo, de creatividad desbordada, y fue en ese rodaje donde nació la expresión Cine Leve, y en su cabeza nació la idea de reivindicar aquello como un movimiento artístico, otorgándole un valor a la creatividad desnuda, frente a un cine pesado, ambicioso de producción, que le negaba dicho valor a un cine mas pobre.

No era "cine de guerrilla". No era aquí te pillo aquí te mato, no era a lo que salga. Era algo mas cuidado, de mas preparación previa, de improvisación ante las carencias dentro del orden filosófico de un cine de autor.

Pero para mi, he de ser sincero, no era ningún movimiento cultural ni nada por el estilo. Para mi, al principio, no era mas que un "no querer esperar".
No quería esperar a volver a tener otros 8.000 euros para rodar otra película.
La crisis económica era virulenta, me acababa de quedar en paro, y por motivos personales, estuve desde 2004 hasta 2009 sin rodar nada. Antes de "Los Pechos de Paula" había casi abandonado mi carrera por razones personales.
Y ahora tenía prisa por recuperar ese tiempo perdido, pero no había 8.000 euros a la vista en mucho tiempo.
Así que decidí rodar sin medios, sin presupuesto, en vez de quedarme esperando a tiempos mejores que quizás nunca volverían.

Así nació "Cerca del mar" (2010). Mi primer corto conscientemente "leve". Y la experiencia fue enriquecedora, poética diría yo.
Un grupito de nueve amigos en una casa junto al mar haciendo cine sin presiones, sin malos rollos, sin estupideces jerárquicas, ni egos dañinos.

Lo que vino después no lo esperaba nadie.
Josep quiso reivindicar el valor leve de aquellas obras, etiquetándolas bajo el epígrafe de cine leve, y me propuso hacer una presentación pública y leer un manifiesto. 
Y yo dije que sí. ¿Por qué no?

Y la acción tuvo su reacción. 
En seguida salieron haters y trolls de debajo de las piedras, atacándonos, tratando de ridiculizar todo aquello, y lo que es peor, atacando las obras por el mero hecho de estar etiquetadas como leves, cuando siempre se habían hecho cortos de ese nivel, y nadie les había acosado, bien porque no estaban etiquetadas como movimiento, o bien porque nosotros les caíamos como el culo (lo segundo mas bien).

Y la reacción tuvo su contra-reacción en mi.
Mi militancia activa, mi defensa a ultranza del movimiento leve que perdura hasta el día de hoy, no fue mas que una reacción de rechazo a todos aquellos imbéciles que se metían con nuestros cortos y nos atacaban anónimamente.

Me dije a mi mismo "¿Ah sí? Pues ahora me voy a empeñar en esto hasta que el cine leve les salga por las putas orejas a estos idiotas".

Pero después aprendí por fin, gracias a aquello,  que no hay que superar el corto anterior a nivel de producción, sino a nivel creativo. Que rodando y rodando me sentía bien, vivo, completo, satisfecho creativamente hablando. Que en cada corto de aquellos crecía cada vez mas y mas, aprendiendo de cada plano, de cada montaje. Y que el camino leve era el camino correcto.
   Y aquello me desbordó: Tras "Cerca del mar" vinieron "En El lago Azul" (2010), "Madrid sin Ti" (2010), "Ángeles" (2012) entre otros muchos.


"Ángeles" (2012)


Coincidió aquello con la espantada de las productoras por la desaparición de las ayudas, y hubo una época en la que el panorama cinematográfico  canario estaba casi solo sustentado por obras leves, reconocidas como tal o no.

Para fastidiar, se me ocurrió en un corto de 2012, "El último Plano",  anteponer en los créditos aquello de "Un leve cortometraje de...". 
   Fue realmente pa las risas, para reivindicarnos mas si cabe ante determinados individuos que no daban un duro por nosotros, pero bueno, la broma siguió después en varios trabajos mas, incluyendo mi primer largo. Y digo que siguió cuando ya no hacia falta ni nada, porque por ejemplo, un corto leve como "Nadie" (2014), triunfaba a nivel nacional e internacional formando parte del catálogo Canarias en Corto en 2016,  armado ese año solo por obras de cine leve, con o sin esa etiqueta.

Y aquí seguimos. 
   No pasa un año en el que no me ruede uno o dos cortitos de esos, con la palabra "leve" en los créditos, a pesar de que ya no hay idiotas que traten de desacreditarnos. Supongo que se han muerto, o se han cansado, o se han aburrido, o se han echado novia, que todo podría ser.

¿Quién sabe?


"Cerca del mar" (2012)



   P.D: mañana Miércoles 13 de Febrero, en el TEA de Tenerife, proyectaremos una retrospectiva de Cine Leve, por aquello del décimo aniversario del movimiento.
Podrán ver "Cerca del mar" y "Naturaleza muerta" entre otras levedades.

viernes, 1 de febrero de 2019

2019- Canarias en Corto. Vaya coñazo.


   Primero que nada llama la atención que sólo se hayan seleccionado cinco cortometrajes para el catálogo Canarias en Corto 2019, en lugar de los siete habituales en ediciones anteriores.

Habrá un motivo supongo para ello, aunque sólo se me ocurren dos posibilidades.

O bien por razones económicas, ya saben, algún tipo de recorte en el presupuesto (que no creo que sea el caso), o bien algún motivo elitista snob al considerar que sólo esos cinco "merecían" estar en el catálogo, y que los demás no estaban a la altura.

Cualquiera de las dos es preocupante, la verdad.

Puedo decir sin miedo a equivocarme, tras haber visto algunos de los cortos que se quedaron fuera, que algunos sí que estaban a la altura, incluso por encima, y aunque esto guarda relación con el maravilloso mundo de los gustos subjetivos, no todo es relativo, y lo que vi ayer en el Guiniguada no está estratosféricamente por encima de los que se quedaron fuera, como para despreciar así los trabajos hasta el punto de considerar que "sólo cinco merecían estar en el catálogo".
Y no hablo de críptico experimental frente a narrativo. Se presentaron cortos muy interesantes de ambas tendencias a esta convocatoria que se quedaron fuera.

(Antes de que los haters con discapacidad emocional empiecen a decir chorradas, que sepan que yo no presenté nada este año al catálogo, así que ni me va ni me viene).

Bien...

¿Por dónde íbamos?
Elitismo, snobismo...

No sé quien estaba en el comité de selección, pero vamos, que quien fuera que tomó la decisión de conformar este catálogo con estos trabajos, se fue para su casa y nos dejó el marrón de tratar de mover estos cortos en el mundo de los festivales de cine.

Pero bueno. La decisión al elegir a los miembros del comité no sé a qué responde exactamente, pero es responsabilidad de Canarias Cultura en Red. Ellos sabrán si les resulta fácil mover un catálogo así, porque la mayoría de los festivales siguen siendo académicos (más en España). 

Y es que se olvidaron de que el Catálogo es una herramienta de promoción para el Cine Canario de cara a festivales, y no una oda al cine críptico que te gusta a ti como seleccionador.

Entonces...
No sé si cuando Canarias Cultura en Red les propone a ciertas personas formar parte del comité, les aleccionan sobre criterios de selección de cara al concepto herramienta de promoción o no.
Claro que esto es peligroso. No seré yo quien hable de aleccionar comités de selección, aunque se haga mucho en festivales como el de Las Palmas, marcando una línea de cine experimental en detrimento de unas obras mas narrativas.
Y no seré yo quien lo defienda porque huele que apesta a Kremlin cultural, que es a lo que huele el Festival de Las Palmas.

Pero lo cierto es que les va a ser muy difícil mover este último catálogo, exceptuando quizás el corto de Pablo Fajardo "300 todo incluido", que pueda tener quizás mas cabida en los festivales de cine, y es algo que se debería haber tenido en cuenta en este programa financiado con dinero de todos.

La sesión de ayer, en su visionado conjunto, fue un auténtico coñazo. 
Me recordó terriblemente a una de esas proyecciones del Foro Canario de hace unos años, de esos en el que el público empieza a dar resoplidos y carraspeos.

Y ojo. Cada corto tenía su valor y su calidad. Eso no se lo quita nadie.
Había cosas interesantes a mi subjetivo juicio, y siempre he creído que hay que hacer todo tipo de cine, pero repito que malgastar así una herramienta de promoción es gastar el dinero público de forma un poco estúpida, sobre todo respondiendo a la elección de perfiles irresponsable de cara a formar un comité de selección.

El docu de Mendoza, por ejemplo, que me gustó bastante, podrá optar a determinados festivales de documental, aunque su metraje pelín largo es un problema.
Tariq está muy bien fotografiada, y arranca muy bien. Su mensaje social me gustó bastante. Quizás sea el que tenga mas posibilidades de moverse por festivales con éxito, aunque me pareció mas papel de regalo envolvente que regalo en su interior.
El de Miñón es demasiado experimental para mi gusto, con mi corazoncito narrativo. Y aunque las imágenes son potentes y bien construidas, creo que sólo optará a entrar en determinados festivales de cine muy experimental, que son dos o tres.
El de Macu no me gustó nada. Es un ejercicio de montaje de unas imágenes mudas (que no te pertenecen), al que no veo entrando a saco en treinta o cuarenta festivales, la verdad. Ojalá me equivoque.
Y el de Fajardo fue el único que realmente me gustó. Lo pusieron al final de la bobina y se agradeció muchísimo ver a actores interpretando, ver registros, ver planificación y narrativa. Puede funcionar bien, aunque ayer la lectura y la percepción estuvo condicionada por el coñazo de la proyección en conjunto.

   La charla que siguió fue desesperante. Apenas se entendía lo que hablaban, nadie del público preguntó nada, aunque eso es una constante en Las Palmas, frente a los debates mas animados que se hacen en Tenerife en cada muestra del catálogo.

Bueno.
Ojalá me equivoque, y este catálogo sea un éxito de selecciones y premios, por el bien de todos nosotros.

Es mi opinión.
Nada mas. 



sábado, 12 de enero de 2019

El Zoo de Papel. Conflictos humanos.

   

   El próximo dia 7 de Febrero, en la sala de proyecciones del Museo Elder, en la capital grancanaria, si nada se tuerce, haremos el pre-estreno de nuestro último cortometraje "El Zoo de Papel".

"El Zoo de Papel" es un guión que debí escribir allá por el 2010 o 2011, un proyecto que tímidamente, sin demasiada convicción, traté de poner en pie alguna vez que otra durante esta última década.

   Era complicado. Vestuario y atrezzo de época, (de dos época para mas inri), localizaciones para nada sencillas de conseguir. Una cárcel antigua, una vivienda de los años 40...
   Se podría haber hecho sin dinero, o con poco dinero mejor dicho, pero lo cierto es que no hubiera quedado bien.
 Y es que el cine leve no lo abarca todo, por mucho que queramos.

Así que ahí se quedó, cediendo su turno a otros proyectos, anteriores y posteriores en su escritura.

Y finalmente lo hemos materializado, por el camino oficial, el método ese que muchos defienden como el único válido para hacer industria :-Enviar guión a Productora + Subvención= Obra finalizada-

   Se supone que así deberían ser las cosas pero ¿Cuántos guiones cojonudos, quizás mejores que el mío, fueron rechazados por productores independientes?
De hecho, la productora Trotavistas, de Nacho Bello, José Acevedo y Ana Hernández, que al final aceptó la producción ejecutiva de "El Zoo de Papel", estuvo a punto de rechazar el proyecto. Fue su primera decisión, que afortunadamente reconsideraron porque se enamoraron del guión.
   Yo sigo apostando por el modelo de autoproducción y que se apoye con facilidades en las bases y normativas desde las instituciones a los locos francotiradores solitarios.

   Pero bueno, eso es otro tema, que me desvío y se me va la pinza como siempre hablando de lo humano y lo divino.

En el Zoo de Papel conté con prácticamente el mismo equipo humano con el que un año antes habíamos rodado "La Muñeca Rota", y otras incorporaciones nuevas.

En la fotografía trabajé con Ulises A. Morales, al mando de su Red, con quien había tenido ya la experiencia de compartir rodaje unos meses antes durante la producción de "Norberta", el cortometraje producido por el Cabildo, organismo que también ha financiado nuestro Zoo.
Ulises además se trajo su equipo humano para ayudarle , Job y Ale. Tres cracks.




La dirección de Arte era uno de los puntales visuales de la producción. Una película de época siempre tiene una dificultad añadida. Asi que la simbiosis Estrella Santana / Yaiza Mederos que tan buenos resultados nos dio en La Muñeca era la mejor de las mejores opciones. Ambas hicieron un trabajo impresionante e impecable, que se refleja magníficamente en la pantalla.

El vestuario era también importantísimo, vestuario de los años 50 y 40. Encontramos a Arantxa Arenas, que nos resolvió el problema gracias a su fondo de armario.
Los uniformes hubo que traerlos de Madrid, con el consiguiente gasto y complicación. Pagando por la lejanía y la fragmentación territorial como siempre que quieres hacer algo así en Canarias.


Arantxa Arenas


Anita Rodríguez Liria en el maquillaje, como no podía ser de otra manera, después de una decena de trabajos juntos, apoyada esta vez por la entusiasta debutante Elisa Moretti.

En la producción Françoise y Luis Alberto Serrano.
Con respecto a las localizaciones, complicadas per se, (Una cárcel de los años 40)... encontramos calor y apoyo en el Ayuntamiento de Agüimes, que nos brindó un espacio perfecto. Francis y Faneque solo nos pusieron facilidades. 
Intenta conseguir algo así aqui en Las Palmas capital, te aburren y te entierran en papeleo burocrático durante meses para al final negarte el permiso, o ponértelo tan difícil que finalmente seas tú mismo quien desista.


Centro Parroquial de Agüimes


   Mendo en el sonido, postpro y captación, cubierto por Néstor Medina.
Jonay Armas en la música, en nuestro ya sexto trabajo en común.
Sergio haciendo de foto fija de todo lo que le echen.

A Moneiba Bolaños, un feliz descubrimiento que hice durante el rodaje de "Norberta", no dudé en ficharla como segundo ayudante de dirección.


Elissa Moretti, Ana Liria, Yaiza Mederos, Estrella Santana y Moneiba Bolaños

   Y un apunte especial, sin desmerecer a nadie, tengo que hacerle a mi amigo Paco Perdomo, el eléctrico incansable de Sonovisión.
Paco, amigo, sin ti, muy difícil. Estuviste conmigo durante toda la dura e inestable pre-producción. Pintamos paredes del set juntos, cargamos muebles de atrezzo , trajiste un montón de material y cables,  subimos aquel generador escalera arriba y nos tocó bajarlo después. Sin palabras.

Y en el campo interpretativo, que decir. Todos actores de plena confianza, todos repitiendo trabajo en común. Y todos maravillosos en el resultado final en pantalla.
Yazmina Guerra, Borja Texeira, Pino Luzardo, Tonono González, Víctor León (ainss qué puedo decir), Iván Álamo, Lamberto Guerra, Cristo Quintana... una familia que llevamos haciendo cine juntos ya un par de años... Esto era apostar sobre seguro, y yo lo sabía.



   
   Pero no todo fue un camino de rosas. En este rodaje aprendí, con la perspectiva de los meses, que ningún cortometraje, ni largometraje, ni nada de eso, vale mas que la amistad, y no puede uno dejarse llevar por el stress de un rodaje intenso. No compensa lo que ganas a cambio de lo que pierdes.

Bueno.
En "El Zoo de Papel" nos encontramos con una historia con un trasfondo político. En los primeros años de la dictadura franquista, en una cárcel, Antonio (Borja Texeira) encarcelado por ideas políticas, recibe la visita de Elena (Yazmina Guerra) su esposa, y de Víctor (Víctor león), su hijo pequeño.
Antonio podría salir de la cárcel y volver con su familia si cediera, si se rinidera ante el aparato opresor, simbolizado aquí en las figuras del comisario (Lamberto Guerra) y el guardia de prisiones (Cristo Quintana).



Esta es la premisa del cortometraje, por lo que a priori puede parecer que el componente político marca la narrativa.
Pero, al igual que hicimos en "La Muñeca Rota", toda la carga y denuncia socio-política queda como telón de fondo para centrarnos realmente en el personaje, en los conflictos humanos emocionales.

De hecho, en una segunda lectura, si eliminas de la ecuación el vestuario de Guardias Civiles, los fusiles amenazantes que encierran simbólicamente en el plano a Elena, el cuadro de Franco, etc etc... al final te queda una historia humana, de un padre que sacrifica todo por mantenerse fiel a sus principios y a sus ideas, con el miedo de que su hijo no llegue a comprender su postura.


José Orive, Yazmina Guerra y Esteban Calderín


En ese sentido, hay lineas del diálogo con las que no puedo dejar de sentirme identificado: "Ningún hombre que se llame padre debería perderse la infancia de su hijo".

De eso va esta película. Todo lo demás es el papel de regalo que la envuelve.

Espero que les guste.
Y si no, pues que le vamos a hacer.