domingo, 19 de agosto de 2012

Una pedrada en toda la cabeza

                                          

El próximo mes de Septiembre (aún no tengo la fecha), intentaremos estrenar nuestros últimos cortometrajes tanto en Tenerife como en Las Palmas.
Ya dije una vez que cuando compartimos pantalla no es siempre por afinidad entre las obras, sino por afinidad entre los obreros.

   Sin embargo, en esta ocasión las obras coinciden mas allá de la filosofía de rodaje inicial.
   "Nube9" (2011) de Josep Vilageliu y "Ángeles" (2012) del coleguita que les habla, son curiosamente dos cortos de género sin serlo.
   "Nube9" es ciencia ficción pero sin los elementos típicos del género, y "Ángeles" es aparentemente de terror, pero prescinde de cualquier intención de generar miedo al espectador. 
   Así, las dos son aproximaciones a un cine clásico desde un punto de vista personal.

"Nube9" recuerda, inevitablemente al Alphaville de Godard, y me consta que ésa era la intención de su director.
   Para el que escribe, ésta es. junto con "Reflejo en Rojo" (2010) la mejor obra de Vilageliu, a pesar de que el propio director "lamente" haberse alejado en esta ocasión de los parámetros del Cine Leve.
                                      Chantal Rodríguez en "Nube9"   

Aquí Vilageliu, apoyado por su reparto habitual de actores y por el mismo equipo técnico de sus obras anteriores, hace gala más que nunca de su talento visual, regalándonos poderosas imágenes que contribuyen a crear una sugerente atmósfera.

"Ángeles" es sin duda un película diferente a las que he rodado anteriormente. Sí, está adscrita a la corriente de Cine Leve, pero en su narrativa y su guión me alejo de mis constantes anteriores.
   Es mi película más "vilageliuzada". En una ocasión, Vilageliu me comentó que a veces tenemos una imagen en mente, y elaboramos un guión a su alrededor como anécdota que nos sirva de excusa para plasmar dicha imagen. Así pues, desde la libertad creativa, y siempre en sus propias palabras, podemos "prescindir de la anécdota y quedarnos con la imagen".


                                                      Penélope Acín en "Ángeles"
   
Y eso es lo que he tratado de hacer, eliminando del guión cualquier escena explicativa intermedia, dejando al espectador la labor de rellenar esos huecos.

   Ahora bien...
  Proyectar estas dos películas juntas constituye toda una pedrada en la cabeza para el público.
   Dos densos ladrillos de 20 minutos cada uno que proyectados en bloque pueden provocar la auto-nominación para abandonar la sala de más de un espectador.
   Ambas requieren de un poco de esfuerzo por parte de quien las vea. Pueden analizarlas hasta encontrarles el sentido (que les aseguro que lo tienen), o pueden dejarse llevar por las fuerza visual de las imágenes... o pueden esperarnos a la salida para insultarnos.

   Avisados quedan...

P.D: A los amigos de Vilageliu que siempre que él estrena un corto. ustedes no van a verlo porque coincide con algún trabajo mío, y como ustedes son tan chiquillajes que como yo les caigo mal, no les importa hacerle el feo a su amigo, decirles que yo a lo mejor no puedo ir al estreno en el TEA, pero que he hablado con el director del TEA para que monte un parque con columpios y toboganes para que se entretengan los niñatos como ustedes.