miércoles, 3 de abril de 2013

"Fear and Desire": Un truñaco cinco estrellas

   La película estuvo condenada al ostracismo durante años por su propio director.
Kubric se encargó personalmente de la destrucción del negativo, así como de la exclusión de la cinta en retrospectivas de su obra.
   Él siempre la consideró un ejercicio de aficionado, y renegó de ella en todos los sentidos.
Aunque también es verdad que renegó públicamente de otras obras suyas, como El Beso del Asesino o la propia Espartaco.

   La verdad es que estas declaraciones, sumadas a la prohibición de su comercialización, transformaron la película en una leyenda, en un mito: La primera película del gran Stanley Kubric, inaccesible para el público y bla bla bla...

   Durante un tiempo circuló una versión pirata por Youtube, subtitulada al italiano, que algunos intentamos ver, yo entre ellos, pero mi desconocimiento del idioma y las dioptrías que me estaba dejando ante aquellas imágenes borrosas que temblaban como un flan pronto me hicieron desistir.

   Bueno, la semana pasada, cuando fui al cine (sí, sí, en serio) a ver "Oz, un mundo de fantasía" me acerqué a Mediamarkt a ver si encontraba la serie "V", la original de 1984 para regalársela a mi hijo.
   Sí, ya sé que es un truñaco de serie, pero uno la recuerda con cariño y quiere que su hijo la vea... así somos los seres humanos...

   No encontré la serie, pero me encontré de frente con la recién editada "Fear and Desire".

   La película tiene un valor que va mas allá de su calidad intrínseca. Es un pedacito perdido de la historia del cine, y por eso hay que tenerla en nuestras estanterías. De hecho, corrí a colocarla en la mía por orden cronológico: Fear and Desire, El beso del Asesino, Atraco perfecto etc etc...

   ¿Qué puedo decir?
¿Que lo mejor del dvd son los extras? Esos cortometrajes de Kubric como Flying Padre o The Day of the Fight...

   Sí. La película es mala, muy mala.
Su guión es pésimo. Su realización es penosa, así como su montaje que es casi lo peor si exceptuamos a los actores.

   Unos soldados quedan perdidos tras la lineas enemigas y tratan de volver a su base. Construyen una balsa para bajar río abajo pero por el camino ven en una casa a un general enemigo y deciden matarlo para darle sentido (?) a sus vidas. 
   También se encuentran con unas campesinas y secuestran a una y la atan a un árbol... 

   Este último episodio, el de la chica y el árbol, fue un añadido de última hora al guión, ya que la cinta iba a quedarse preocupantemente breve, y la verdad es que maldita la hora del añadido.
   Lo mismito le pasó a Kubric en su siguiente film, "El Beso del Asesino" en el que aquella larga secuencia del ballet no fue mas que un añadido con intención de prolongar el metraje de la cinta, así como una excusa del director para sacar a su novia en la película, ya que Ruth Sobotka, la bailarina, era la pareja de Kubric en aquel momento.
   Otra constante, ya que el final de "Senderos de Gloria" fue también un añadido para que Susann Cristhiane, que a la larga sería la tercera esposa del maestro, apareciera en el film.

   Bueno, que se me va la pinza...

"Fear and Desire".
   La peli iba a llamarse "La forma del miedo", pero al incluir la secuencia de la campesina atada al árbol y su pseudo violación light por parte de uno de los soldados, el título de "Miedo y deseo" fue impuesto al film por parte del distribuidor.

   "Deseo" por esa secuencia, que es de lo peor que he visto en mi vida, a todos los niveles, interpretación, montaje, realización. La tipa ahí atada al árbol no grita, no llora, no se revuelve. el soldado Sidney (Paul Mazursky) la besa, la abraza, se pone a contarle chorradas psicológicas profundas mientras "se entiende" que la viola, y ella incluso llega a sonreírle. Pero no una sonrisa a lo síndrome de Estocolmo, no, y si era ésa la intención del Kubric no lo consiguió trasmitir.
   Luego ella se escapa sin mucho sentido, y Mazursky le dispara como poseído completando así su camino a la locura.

   Por otra parte, el "Miedo" del título hace referencia a la situación de la patrulla perdida tras las lineas enemigas.
   Se supone que es ese miedo el que lleva a la locura al joven Mazursky, pero no está conseguido. 
Tampoco en los otros soldados, a los que no vemos especialmente desquiciados ni temerosos.
   Sólo hay unas voces en off de ellos mientras caminan por el bosque muy poco sutiles hablando del miedo a la muerte. Y ya está. No veo el miedo por ningún otro sitio.

   Ahora bien.
  La cinta también tiene sus aspectos positivos.
Ya se adivina al Kubric que se avecina en algunos detalles.
   Por ejemplo, aunque poco explotado en la trama, la presencia del río inexorable, o el hecho de que el General enemigo y el capitán de los "buenos" estén ambos papeles interpretados por el mismo actor.
   Y si me he de quedar con algo, me quedo con el plano en el que el soldado moribundo sobre la balsa baja río abajo hasta encontrarse con el enloquecido pero tranquilo Sidney (Paul Mazursky), que tras asesinar a la joven del árbol, vaga por el río. 
Ése sí que es mi Kubric.

   Veo esta cinta mas cercana a "El Resplandor" que a sus hermanas de género bélico, léase "La Chaqueta metálica" o "Senderos de Gloria".
   A fin de cuentas, el bosque no es mas que una extensión del laberinto del Overlook, y el aislamiento que sufren los personajes es similar en ambas tramas, así como el descenso inexorable (léase el río) hacia la locura de Sidney es, en el fondo, el mismo que el de Torrance.

  En fin.
   A los que, como yo, solemos rodar truñacos de impresión, reconforta saber que un gran maestro como Kubric pudo perpetrar semejante truño cinco estrellas.